Sobre
la tecnología

El fundamento de la ósmosis inversa tanto como de la nanofiltración, se basa en una separación a nivel molecular donde se obliga a un líquido (principalmente agua), a pasar a través de una membrana semipermeable y obtener dos corrientes de agua: la primera llamada Permeado o Producto, que tiene una baja concentración de minerales disueltos y la segunda corriente llamada Rechazo o Concentrado, que lleva consigo todos los minerales disueltos que rechazó las membranas.

Dentro de las aplicaciones más conocidas de las membranas de nanofiltración u ósmosis inversa son es la disminución de la concentración de los sulfatos, cloruros, Sílice, Conductividad, etc. Pero también puede usarse para asegurar que no hay presencia de bacterias o microorganismos (aplicación típica en la industria farmacéutica); o inclusive usarse para concentrar (aplicación usada en la industria alimentaria)

Cabe resaltar que este tipo de membranas no remueven gases, pero para esas aplicaciones podríamos contar con otro tipo de membranas llamadas desgasificadoras.

Soluciones
en la Industria

I-bebidas-alimentos

Soluciones para prevenir la
transmisión y los riesgos para la
salud.

agroindustria

Soluciones para distintos tipos de contaminantes orgánicos e inorgánicos.

generador-energia

Nuestros productos están diseñados para reducir los costos generales de inversión

mineria

Ofrecemos una amplia gama de soluciones para el sector minero, especialmente

petroleo-gas

Atendemos la distintas necesidades de tratamiento de agua según el sistema

pesqueria

Aplicamos tratamiento de agua en alta mar para los mercados comerciales e industriales.